Un mensaje importante de la Iglesia de Dios respecto a George Floyd

statement-background-generic

Otra injusticia. Otro asesinato de un hombre negro indefenso por un policía blanco—esta vez en Minneapolis.

Como Iglesia de Dios, enviamos nuestras más sinceras condolencias a la familia y a los amigos de George Floyd, así como a la gente de Texas, Minneapolis y todos los Estados Unidos que está conmovida por esta tragedia. El video de este asesinato es absolutamente inhumano, y este acto insensato debe ser condenado por toda la gente.

Trágicamente, muchos otros afroamericanos han sido víctimas de una violencia similar sin el beneficio de tenerlo documentado por una grabación de video. Lo que le sucedió a George Floyd no es un acto único y aislado de brutalidad, sino evidencia de un sistema que produce en masa estos resultados desgarradores. El racismo no está muerto en nuestro país.

Esta tragedia nos afecta a todos. La injusticia y la opresión serán derrotadas sólo cuando nos unamos solidariamente como una sola familia humana por la causa de la verdad.

“Cuando los justos están en autoridad, el pueblo se alegra; mas cuando gobierna el impío, el pueblo gime”. Proverbios 29: 2

logo-sans-tagline

Share this post

Share on facebook
Share on twitter
Share on email

Deja un comentario