Ontario, California enero de 2019

IMG_0492-001-o2tncplwsg31aerj5vuy4hqwz6u7ve6nchszh32zrc

Las reuniones del año 2019 comenzaron en Ontario, California, EE. UU. Desde el jueves 3 de enero hasta el domingo 6 de enero, el apóstol Addison Everett pronunció la palabra del Señor. A continuación sigue un resumen de esta reunión.

3 de enero de 2019

La idea clave del mensaje de esta noche se puede interpretar mejor como el engaño del espíritu protestante y su influencia en el mundo.

Mirando hacia atrás a través del tiempo, siempre ha habido patriarcas o padres que se encontraban en posiciones de autoridad entre la gente. Hombres conocidos como Adán, Noé, Abraham, Jacob y Moisés eran patriarcas. Estos hombres eran conocidos por dar bendiciones a sus hijos. Dentro de las bendiciones, algunos hijos fueron elevados y otros fueron bajados y uno fue bendecido para continuar en la posición patriarcal de autoridad dentro de la familia. Así había sido a través del tiempo.

Cuando Jesús vino en el poder de Dios y comenzó a enseñar y hacer el bien, hizo su reclamo de ser el Hijo de Dios y se sentó en Su trono o en Su legítimo lugar de autoridad y nombró 12 apóstoles. Después de la muerte de Jesús, uno de Sus apóstoles, Pablo, advirtió a la iglesia que entrarían lobos rapaces y que vendría la apostasía. Como resultado de esta apostasía, las personas equivocadas tomaron el lugar legítimo del gobierno.

Posteriormente, surgió el catolicismo, seguido del protestantismo. Históricamente, los papas católicos eran hombres malvados, moralmente corruptos. Estos hombres hicieron mucho daño, tanto espiritual como físicamente. El protestantismo atacó la idea de que hay un gobernante o una posición de autoridad, presentando la idea de que cada hombre tiene razón ante sus propios ojos y ya no se necesita un papa o un padre. El problema con esto es que siempre ha habido patriarcas en cada generación. El protestantismo hizo de cada hombre una isla o cada hombre su propio patriarca, lo cual separó a los cristianos en cientos de grupos de sectas divisionales. La verdad que entienden los protestantes está separada del orden gubernamental de Dios y desconectada del sistema patriarcal original. Si bien el catolicismo es incorrecto y muchas de sus enseñanzas son falsas, su comprensión del sistema patriarcal es correcta. La incongruencia reside en el hecho de que el hombre equivocado, un hombre corrupto, se sienta en la silla patriarcal.

El protestantismo ha hecho más daño de lo que sabemos. Promueve la idea de que nadie me va a decir qué hacer. Es un sistema de anarquía y desorden bajo el disfraz de iluminación.

4 de enero de 2019

Vicarius Christi es el título del mensaje de esta noche. Este es un título latino el cual al ser interpretado significa “Cristo Sustitivo” o “En el lugar de Cristo”.

Continuando con el mensaje de la noche anterior, se reiteró que el período de tiempo en el que el catolicismo estaba en poder fue definitivamente un tiempo perverso y espiritualmente oscuro. No estamos defendiendo el catolicismo en absoluto, sin embargo, como la mayoría de las falsas religiones, no todo lo que se enseñaba estaba mal. Lo que se enseñaba en el catolicismo con respecto a la silla de la autoridad era correcto. Entonces, vemos que la persona equivocada estaba sentada en la silla correcta.

La historia describe que el protestantismo es mejor o más iluminado que el catolicismo, pero en el protestantismo la silla del gobierno está completamente quitada. En el libro de Apocalipsis, la séptima bestia, que representa la era protestante, hizo una imagen a la sexta bestia, representativo del catolicismo. Esto representa a los protestantes en realidad adorando a la bestia católica.

Si controlas la escritura de la historia, controlas las ideas que tienen las personas y puedes exponer u ocultar la verdad como elijas. Los protestantes, en gran parte, escribieron los libros de historia, controlando lo que se retrató e influyendo nuestra visión del mundo. Nos han enseñado que un hombre sentado en el lugar de Cristo es un pensamiento blasfemo. Los protestantes nos han enseñado esto. En el capítulo 2 de 2 Corintios, se menciona al “hombre de pecado” y se le conoce como “aquel inicuo”, que habla de su carácter y la condición de su alma. No quieres a un hombre inicuo sentado en un trono. Quieres un hombre justo sentado allí.

En el capítulo 4 de Éxodo, Dios le dijo a Moisés que Aarón, su hermano, llegaría a ser su portavoz para el pueblo y que Moisés sería el lugar de Dios para Aarón. Moisés fue Dios para Aarón y Aarón fue la boca de Moisés para el pueblo. Aunque Moisés no se convirtió en Dios, él habló con Dios cara a cara y Moisés se interpuso entre Dios y el pueblo para que pudiera recibir instrucción y conocer la mente de Dios.

En 2 Corintios 5 somos referidos como embajadores de Cristo, con Dios suplicando a las almas por medio de nosotros que se reconcilien con Él. Somos en lugar de Cristo para las almas. Cristo está vicariamente llamando e invitando a las almas a través de nosotros. Jesús regresó a trabajar a través de los 12 apóstoles. Jesús no dejó que el mundo se defendiera por sí mismo. Los apóstoles debían atar cosas en la tierra y el cielo los respaldaría. En 2 Corintios 2:10, Pablo dice, “Y al que vosotros perdonareis algo, yo también; porque si algo he perdonado, a quien lo he perdonado, por vosotros lo he hecho en la persona de Cristo”. El apóstol Pablo perdonó en el lugar de Cristo.

Necesitamos mantener el entendimiento bíblico de que las promesas de Dios siempre se hicieron a través de los patriarcas. Dios está restaurando a Su iglesia al poder y a la gloria apostólica para que el Hijo de Dios la pueda recibir en Su segunda venida.

5 de enero de 2019 PM

Hno. John Friesen predicó esta tarde. El mensaje se titula, No hagáis de la casa de mi Padre una casa de mercado.

En el segundo capítulo de Juan, Jesús fue a Jerusalén y al templo. Trastornó las mesas y echó fuera a algunos que estaban allí. Eran cambistas de dinero, comerciantes, y se estaban enriqueciendo con los asuntos de la iglesia, beneficiándose a sí mismos. El Señor les dijo que su casa no era un lugar para eso.

Tenemos un ministerio en la iglesia de Dios que está entre nosotros y la octava bestia que gobierna en este tiempo. De esto tenemos beneficios lo cual la mayoría de la gente sólo sueña. Tenemos familias buenas y firmes y buenas escuelas para nuestros niños con maestros que no fomentan un estilo de vida homosexual. Tenemos un lugar donde los niños pueden ser niños.

Se nos da la salvación no sólo para que podamos tener los panes y los peces, las provisiones y los beneficios, sino que es para que ofrezcamos; es una oportunidad para sacrificar. En el capítulo 5 de Santiago leemos acerca de los ricos. Los hombres ricos acumulan tesoros, pero no es bueno. No debemos aferrarnos a nuestras posesiones y vivir vidas egocéntricas. No podemos hacer eso y hacer efectivamente el trabajo que tenemos ante nosotros. No sólo tenemos que dar el dinero, cada uno tiene tiempo y habilidades que el Señor quiere usar para salvar almas. El tiempo es corto. La eternidad está a la vista. La segunda venida de Cristo está a la mano. Sitúate para ser útil para el Señor, hazlo dando verdaderamente todo lo que tienes al Señor. No vivas suntuosa y egoístamente. Da, para que los apóstoles y el ministerio puedan ser libres para predicar y salvar un mundo perdido. Deja que el Señor te use hoy.

6 de enero de 2019

Hno. Addison regresó al púlpito esta noche y cerró esta reunión de cuatro días con un mensaje conmovedor del Señor titulado Compasión. “Y al ver las multitudes, tuvo compasión de ellas; porque estaban desamparadas y dispersas como ovejas que no tienen pastor” (Mateo 9:36). Cristo se conmovió, sintió su dolor. El pecado ha provocado todos los problemas del mundo, y hoy el mundo es un lugar frío lleno de personas necesitadas y con problemas.

Es fácil volverse complaciente en nuestra propia experiencia espiritual. Amamos a la iglesia de Dios, amamos nuestra unidad, nuestros estándares bíblicos, nuestras familias y matrimonios y todos los otros beneficios de la salvación. Eso es bueno, pero no podemos llegar a ser religiosamente insensibles. No seas egoísta. No busques tu propia ambición y auto-elevación. Si bien es fácil señalar a las denominaciones y ver lo que están haciendo y simularse, hay personas verdaderas en esos lugares que necesitan nuestra ayuda, necesitan nuestra comprensión.

Las personas necesitan personas que duelan con ellos, lloren con ellos, les presten atención, escuchen los clamores de sus espíritus y que puedan compadecerse de sus flaquezas. Jesús entendió esto; Él era un varón de dolores, experimentado en quebranto.

Para ser un buen ganador de almas, tienes que ser bueno en escuchar y sentir preocupación. Sé sensible y conmovido por el dolor de los quebrantados de corazón. La gente puede saber si eres genuino o no. La compasión ganará el mundo roto en el que vivimos.

Damos gracias al Señor por el maravilloso comienzo de las reuniones de la iglesia de Dios en 2019. Confiamos en que el Señor nos ayudará a ajustarnos a la Palabra que hemos recibido, para que Él sea glorificado y el reino avance. Amén.

logo-sans-tagline

Share this post

Share on facebook
Share on twitter
Share on email

Leave a Comment