¿Por qué no soy Protestante?

– A. J. Martin

El título de arriba quizás venga como sorpresa para algunos. Porque muchos creen que todo el que no es católico es protestante. Pero esto no es así, como confiamos que comprenderá al leer este artículo.

No soy un protestante porque soy un miembro de la Iglesia de Dios por virtud de la salvación (Hechos 2:47) y la Iglesia de Dios no es una “Iglesia” Protestante. Todas las “Iglesias” Protestantes pueden tener su origen en el sistema Católico Romano. Pero la Iglesia de Dios fue fundada y establecida por Jesucristo (Mateo 6:18), varios siglos antes de que el sistema Católico Romano existiera. La Iglesia de Dios es una institución divina y no tiene ninguna relación con el protestantismo. Cristo edificó su Iglesia, su cuerpo, del cual El es la cabeza (Col. 1:18). El pone a los miembros en el cuerpo (Iglesia) como El quiso (I Cor. 12:18). Su Iglesia está compuesta de piedras vivas (I Pedro 2:5), salvas, personas nacidas de nuevo. No hay piedras muertas (pecadores) en la Iglesia de Dios, porque la Iglesia de Dios es sin mancha y sin mancha (Efe. 5:27).

La Iglesia de Dios no fue edificada sobre Pedro, y él definitivamente no fue el primar Papa. Jesús dijo que El edificaría su Iglesia sobre la Roca. El apóstol Pablo nos dice en I Cor. 10:4 “y la Roca era Cristo”. La Iglesia de Dios está edificada sobre la Roca, Cristo Jesús. El es también el ángulo de la Roca.

En contraste, todas las denominaciones protestantes son organizaciones hechas por el hombre quienes eligen a sus propias cabezas, hacen sus reglas, leyes y etc. Para ser un miembro de una denominación Protestante, uno tiene que amoldarse a un credo o una disciplina. Por ese acto uno corta todo compañerismo con otros cristianos que no pertenecen a esa secta. Algunos dirán, que eso no es verdad, puesto que tenemos compañerismo con todo cristiano. Pronto aprenderían que no es así, si quisieran participar en la cena del Señor en algunas sectas se les negaría participar por el simple hecho de que no son miembros. En la mayoría de las denominaciones, si usted no es miembro se le negarían muchos privilegios que los que sí son miembros tienen.

Las personas nacidas de nuevo no son protestantes, a no sea que ellos se unan a una secta protestante. Si ellos se unen a una secta protestante, eso los hace protestantes y parte del sistema protestante. Pero Dios no los hizo protestantes – el hombre hace eso. Dios hace santos a los que antes eran pecadores, pero nunca los hace protestantes.

Si los miembros de la Iglesia de Dios no son protestantes (y es seguro que no son Católicos Romanos), ¿entonces qué son? Son llamados santos (Rom. 1:7, I Cor. 1:2, Efe. 1:1) incluyendo como 60 citas solo en el nuevo testamento, Cristianos (Hechos 11:26), los hijos de Dios (Mat. 5:9), etc. No tienen parte con el Protestantismo lo cual es Babilonia (Apoc. 17:5).

Los miembros de la Iglesia de Dios siempre han sido llamados santos, cristianos, hijos de Dios, pero nunca protestantes. El nombre pertenece a Babilonia y el verdadero protestante pertenece a Babilonia. Los verdaderos santos de Dios no tienen parte con Babilonia. Muchos han salido de Babilonia (Protestantismo, Catolicismo y otras religiones) a la verdadera luz de Dios y al salir dejaron atrás sus ropas Babilónicas, de la cual el nombre Protestante es una de ellas.