Cómo Ser Salvo

– William Biernes

Primeramente deben notarse varios hechos sobresalientes:

1. La vida, por más larga que sea, es muy breve.
2. Hay un CIELO al cual debemos procurar llegar y un INFIERNO que debemos evitar.
3. Pronto estarás en la eternidad.
4. Pasarás la eternidad en el cielo en un estado de gloria indescriptible, o en el infierno en donde lloran y gimen, crujen sus dientes y muerden sus lenguas de dolor.
Que Dios te despierte al hecho que como pecador no sólo vas a ser perdido; sino que YA ERES PERDIDO.
Si reconoces este hecho puedes tomar ánimo en lo que dice Jesús:
Mateo 18:11 – “Porque el Hijo del hombre ha venido para SALVAR lo que se había perdido.”

SU NOMBRE DECLARA ESTE HECHO
Mateo 1:21 – “Y parirá un hijo, y llamarás su nombre JESUS, porque él SALVARA a su pueblo DE SUS PECADOS.”

PARA PODER SER SALVO TIENES QUE ARREPENTIRTE
Mateo 3:2 – “ARREPENTIOS, que el reino de los cielos se ha acercado.”
Lucas 13:3 – “…Antes si no os ARREPINTIEREIS, todos pereceréis igualmente.”
Hechos 17:30 – “Empero Dios, habiendo disimulado los tiempos de esta ignorancia, ahora denuncia a todos los hombres en todos los lugares que se arrepientan.”

EL VERDADERO ARREPENTIMIENTO SE MANIFIESTA POR SUS FRUTOS
Mateo 3:8 – “Haced, pues, frutos dignos de arrepentimiento.”

1. Un Dolor Profundo por el Pecado
II Co. 7:10 – “Porque el dolor que es según Dios, obra arrepentimiento saludable…”
Salmo 38:18 – “Por tanto denunciaré mi maldad; Congojaréme por mi pecado.”

2. Un Espíritu Quebrantado y Contrito
Salmo 34:18 – “Cercano está Jehová a los quebrantados de corazón; y salvará a los contritos de espíritu.”
Salmo 51:17 – “Los sacificios de Dios son el espíritu quebrantado; Al corazón contrito y humillado no despreciarás tu, oh Dios.”
Isaias 57:15 – “Porque así dijo el alto y Sublime, el que habita la eternidad, y cuyo nombre es el Santo: Yo habito en la altura y la santidad, y con el QUEBRANTADO y HUMILDE de espíritu…”

3. Confesión
En este espíritu contrito confiesa tus pecados.
I Juan 1:9 – “Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para que nos perdone nuestros pecados, y nos limpie de toda maldad.”
Mateo 3:6 – “Y eran bautizados de él en el Jordán, confesando sus pecados.”

4. Dejar Todo Pecado
No es suficiente el arrepentimiento y la confesión sino que hay que APARTARSE de todo pecado.
Isaías 55:7 – “DEJE el impío su camino, y el hombre inicuo sus pensamients; y vuélvase a Jehová, el cual tendrá de él misericordia, y al Dios nuestro, el cual será amplio en perdonar.”
Prov. 28:13 – “El que encubre sus pecados, no prosperará: Mas el que los CONFIESA y SE APARTA, ALCANZARA misericordia.”
Lucas 14:33 – “Así pues, cualquiera de vosotros que no renuncia a todas las cosas que posee, no puede ser mi discípulo.”
Marcos 8:34 – “…Cualquiera que quisiere venir en pos de mi, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame.”

5. Un Espíritu Perdonador
Tenemos que perdonar a todos los que nos han ofendido o Dios no nos puede perdonar.
Mateo 6:12 – “Y perdónanos nuestras deudas, como también nosotros perdonamos a nuestros deudoes.
PORQUE SI PERDONAREIS a los hombres sus ofensas, os PERDONARA también a vosotros vuestro Padre celestial.
Mas SI NO PERDONAREIS a los hombres sus ofensas, TAMPOCO vuestro Padre os perdonará vuestras ofensas.”
Marcos 11:25 – “Y cuando estuvieréis orando, perdonad, si tenéis algo contra alguno, para que vuestro Padre que está en los cielos os perdone también a vosotros vuestras ofensas.”
Mateo 18:21-35 – “…Así también hará con vosotros mi Padre celestial, SI NO PERDONAREIS DE VUESTROS CORAZONES cada uno a su hermano sus ofensas.”

6. La Restitución
Todo lo que se ha robado o tomado por engaño debe restaurarse o su equivalente en efectivo al dueño.
Lucas 19:8 – “…Si en algo he defraudado a alguno, lo vuelvo con el cuatro tanto.”

7. La Fe
Mientras derramas tu corazón a Dios en oración toma el paso final y encontrarás que tu carga de pecado y culpabilidad se levantará y tu corazón será llenado de paz y gozo.
Marcos 11:24 – “Por tanto, os digo que todo lo que orando pidiereis, CREED que LO RECIBIEREIS, y os vendrá.”
Hechos 16:31 – “…Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo.”
Hebreos 11:6 – “…Porque es menester que al que a Dios se allega, CREA que le hay, y que es galardonador de los que le buscan.”
I Juan 5:4 – “…Esta es la victoria que vence al mundo, nuestra fe.”
No será dificil ejercer la fe si cumplimos con los demás requisitos.