El Juicio Del Gran Trono Blanco

- William Beirnes

Querido lector, está usted viajando rápidamente hacia el juicio del Dios omnipotente. Delante de ese trono de justicia tendrá que pararse y dar cuenta de las obras de la carne, y no se puede apelar a una corte más alta, porque ésta es la corte más alta del universo.

SE LLAMA EL GRAN TRONO BLANCO

“Y vi un gran trono blanco y al que estaba sentado en él, de delante del cual huyeron la tierra y el cielo, y ningún lugar se encontró para ellos. Y vi a los muertos, grandes y pequeños, de pie ante Dios; y los libros fueron abiertos, y otro libro fue abierto, el cual es el libro de la vida; y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras. Y el mar entregó los muertos que había en él; y la muerte y el hades entregaron los muertos que había en ellos; y fueron juzgados cada uno según sus obras. Y la muerte y el hades fueron lanzados al lago de fuego. Esta es la muerte segunda. Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego.” Apocalipsis 20:11-15.

DIOS NO EVITA QUE USTED PEQUE, PERO SI, LE LLAMARA A CUENTAS

Dios le dejará pecar si quiere hacerlo. Le dejará gustar de los placeres de la vida en la manera que usted desee gustarlos, porque tiene libertad para escoger su propio camino o el camino de Dios; PERO le advierte que vendrá un día de juicio y le aconseja que haga preparativos para aquel día, arrepintiéndose y dejando todo pecado. “Alégrate, joven, en tu juventud, y tome placer tu corazón en los días de tu adolescencia; y anda en los caminos de tu corazón y en la vista de tus ojos; pero sabe, que sobre todas estas cosas TE JUZGARA DIOS.” Eclesiastés 11:9.

ESTE JUICIO VIENE DESPUES DE LA MUERTE

“Y de la manera que está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de ésto el juicio,” Hebreos 9:27. Después de que el mundo haya acabado, después de que los hombres hayan gozado hasta el colmo los placeres de la vida, después de que hayan rechazado a Cristo por última vez, después de que hayan despreciado una vez más su oportunidad para ser salvos; después de que hayan robado, blasfemado, se hayan emborrachado, cometido adulterio, aborrecido, matado, etc.–después de ésto, el juicio. Después de que los hombres hayan profesado una forma de religión para desfrazar su hipocresía–después de ésto, el juicio. Después de guardar celos, odio, envidia, y orgullo; después de profesar una cosa y vivir otra–después de ésto, el juicio.

AQUEL DIA DE JUICIO ESTA FIJADO EN EL CALENDARIO DE DIOS

No tiene que pensar en aquéllo, o hacer preparativos para ese día. Puede olvidarse de ello, ignorarlo, hablar en contra de ello, decir que no viene, declarar que nunca estará allí, pero sin embargo, le espera. Está directamente al fin de su camino. Puede mandar que pongan su cuerpo en una caja fuerte de hierro o que lo quemen y dispersen las cenizas en el océano. PERO será resucitado y se parará delante del Juicio del Gran Trono Blanco. “Por cuanto ha establecido un día en el cual juzgará al mundo (esto incluye a usted) con justica, por aquel varon (Jesús) a quien designó.” Hechos 17:31.

CADA COSA OCULTA SERA DESCUBIERTA EN EL JUICIO

“Así que, no juzguéis nada antes de tiempo, hasta que venga el Señor, el cual aclarará también lo oculto de las tinieblas, y manifestará las intenciones de los corazones.” I Corintios 4:5.

“En el día en que Dios juzgará por Jesucristo los secretos de los hombres, conforme a mi evangelio.” Romanos 2:16.

“Porque nada hay encubrierto, que no haya de descubrirse; ni oculto, que no haya de saberse. Por tanto, todo lo que habéis dicho en tinieblas, a la luz se oirá y lo que habéis hablado al oido en los aposentos, se proclamará en las azoteas.” Lucas 12:2-3.

“Porque Dios traerá toda obra a juicio, juntamente con toda cosa encubierta, sea buena o sea mala.” Eclesiastés 12:14.

Los pecados encbiertos de hombres y mujeres, y hasta de niños y niñas, son asombrosos. Pecados sexuales son tan corrientes como en los diás de Sodoma. Por tales pecados Dios destruyó las ciudades de Sodoma y Gomorra. En el Juicio, todos sus pecados encubiertos serán revelados delante del universo. El infanticidio y toda cosa hecha en secreto, lo que no se puede mencionar ni en público ni por la prensa, serán sacados a la luz. El registro detallado de su vida le confrontará allí. “Mas yo os digo que de toda palabra ociosa que hablen los hombres, de ella darán cuenta en el diá del juicio.” Mateo 12:36.

EL LIBRO DE LA VIDA SERA ABIERTO EN EL JUICIO

“…y otro libro fue abierto, el cual es el libro de la vida… Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego.” Apocalipsis 20:12,15.

Muchos ministros del evangelio, obreros cristianos, y miembros de la iglesia cuyos nombres una vez estaban inscritos en el libro de la vida, pero han sido borrados porque han practicado el pecado se pararán ante el Juicio final del Gran Trono Blanco y recibirán la sentencia de castigo. No importa los dones que una vez tenían o cuánta verdad hayan predicado, es la vida de fe y victoria sobre el pecado que vale. Muchos ministros y miembros de la iglesia nunca se han arrepentido y también estarán allí y protestarán en contra de la sentencia pronunciada. Jesús dijo, “Muchos me diran en aquel día; Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros?” Mateo 7:22. Pero Jesús, el Juez, dijo, “Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mi, hacedores de maldad.” Mateo 7:23.

Si teme confrontar el libro de su vida en el Gran Trono Blanco, entonces arrepiéntase de sus pecados, confiese y deje todo pecado, clame a la sangre derramada de Jesús y crea para la salvación, y todos sus pecados serán borrados, lavados por la sangre del Cordero. Entonces, viva, por la gracia de Dios, libre de pecado voluntario y concocido y su nombre será hallado en el libro de la vida y oirá decir el Señor Jesús, “Bien, buen siervo y fiel.” Todo depende de lo que hace AHORA. Puede pararse delante de Dios con las manos limpias, sus antecedentes malos borrados por completo, o puede ignorar los consejos, despreciar el único remedio, y estar con aquella multitud que será lanzada al LAGO DE FUEGO. Amigo, si fuera llevado a la eternidad ahora mismo, ¿qué sería su destino? Usted es el que decide. Usted es responsable de su propio destino.